HORARIO
Clan SVT-40
Estadísticas
Tenemos 166 miembros registrados.
El último usuario registrado es ferbetera.

Nuestros miembros han publicado un total de 1012 mensajes en 675 argumentos.
Últimos temas
» Capturas de Partidas
Jue 16 Jul - 18:32:46 por kaynesh

» [Crusader Kings II] Creación de Hispania.
Jue 16 Jul - 13:12:34 por SVT**Gele81

» Los ultimos guerrilleros
Sáb 11 Jul - 2:51:58 por Compañia

» Exilio
Sáb 11 Jul - 2:49:36 por Compañia

» Los niños de Rusia
Sáb 11 Jul - 2:47:08 por Compañia

» El sueño derrotado
Sáb 11 Jul - 2:44:14 por Compañia

» La guerra cotidiana
Sáb 11 Jul - 2:38:59 por Compañia

» La batalla del Jarama
Sáb 11 Jul - 2:34:44 por Compañia

» La Aventura de la Historia
Sáb 11 Jul - 2:30:39 por Compañia

»  La guerra civil española
Sáb 11 Jul - 1:28:48 por Compañia

WEB Clan SVT-40
Click en la imagen
Comunity Of Modders
Click en la imagen
Grupo STEAM SVT-40
Click en la imagen
Twitter
Click en la imagen
GRUPO OPERACIONAL 9 ARMA 3
Click en la imagen

Ocupación soviética de Bornholm (7-5-1945)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ocupación soviética de Bornholm (7-5-1945)

Mensaje  Compañia el Jue 5 Abr - 22:32:48


La isla de Bornholm está localizada casi en el centro de la salida del Mar Báltico, al sureste de Suecia y al norte de Alemania. El valor económico de la isla de 588 kilómetros cuadrados, no era importante para el esfuerzo de guerra alemán pues sólo cuenta con yacimientos de granito y caolín, una arcilla de color blanco muy puro, que es el componente básico para la fabricación de porcelana y derivados como pastas y barnices. Sin embargo su situación geográfica hace que la isla sea de gran valor estratégico, pues todo el tráfico marítimo entre el Kattegat y el Báltico pasan por el norte o el sur de la isla y por tanto cuando Alemania ocupó Dinamarca en abril de 1940, inmediatamente tomó posesión de Bornholm.


Los alemanes construyeron búnkeres de concreto y baterías navales de largo alcance, además de estacionar lanchas torpederas y destructores que bloqueaban las aguas de ingreso al Báltico. Durante la guerra no hubo acciones militares en Bornholm y quizás el único hecho resaltante fue la caída de una bomba voladora Fieseler FZG 76, en realidad un versión modificada de la V-1, que fue probablemente lanzada en prueba desde un avión Heinkel 111. El artefacto que no contenía carga bélica se estrelló en tierra y los restos fueron fotografiados por el Teniente Comandante Hasager Christiansen oficial naval danés. Pronto fue identificado por los británicos como un proyectil ultramoderno capaz de ser lanzado contra Gran Bretaña. Sin embargo la inteligencia británica llegó a la conclusión que con los motores tradicionales los alemanes sólo podrían alcanzar blancos a unos 200 Km. de distancia. Sólo cuando cayó la primera V-1 en Inglaterra, pudieron darse cuenta del error al descubrir que los ingenieros alemanes habían desarrollado motores diferentes a los convencionales de gasolina o diesel.

Cuando la ofensiva soviética avanzó hacia el oeste, cientos de miles de refugiados fueron empujados a Prusia Oriental y el Báltico, donde eran embarcados hacia las ciudades alejadas en las costas de Alemania. En 1945 la afluencia de refugiados fue tan grande que miles de ellos fueron derivados a la isla de Bornholm donde se reunieron unos 15000 refugiados, ancianos, mujeres y niños, que fueron ubicados particularmente en Nexøs y Rønne. Los rusos ocuparon toda Pomerania y la ciudad más occidental a la que llegaron en la costa báltica fue Rügen donde se encontraron con las fuerzas británicas del Mariscal Montgomery.


Cuando llegó el día de la capitulación, el 5 de mayo de 1945, ordenada por el Almirante Dönitz, para entonces Presidente de Alemania por deseo de Hitler, el comandante de la guarnición alemana de Bornholm, Fregattenkapitän Gerhard von Kamptz, acató la orden y depuso las armas ante la delegación de las fuerzas británicas al mando del Mayor General Dewing, que llegaron en avión a la isla. Dewing asumió el cargo de Administrador de la isla e inmediatamente se formaron grupos de daneses, británicos y soldados alemanes para mantener el orden. El Capitán de Fragata von Kamptz, de 49 años, condecorado con la Cruz de Caballero con Hojas de Roble por su importante desempeño en la organización del traslado de refugiados procedentes del este, fue nombrado Comandante de Bornholm el 5 de marzo de 1945 adonde envió varios miles de civiles que escapaban del avance soviético.

Técnicamente la guerra en Europa había llegado a su fin y todos esperaban que la vida recobrara el ritmo de la normalidad. Pero, durante las conferencias Aliadas, a nadie se le ocurrió mencionar la situación estratégica de la isla y por tanto, lo que ocurriría con ella no aparecía en ninguno de los documentos firmados descontándose que seguía siendo territorio danés. Sin embargo, al enterarse los soviéticos de la rendición firmada sin su presencia, le exigieron al General Eisenhower que se firmara una nueva acta de rendición ante una delegación soviética. Los rusos estaban decididos a poner pie en la isla, pues no les vendría mal tener tropas en una posición tan avanzada, que sería la más occidental a la que pudieran llegar. Eisenhower le comunicó al General Dewing que debía recibir a los soviéticos y proceder a la firma del acta de rendición, pero el comandante alemán se negó rotundamente. Pasó todo el día sin que los rusos recibieran una respuesta y enviaron aviones de reconocimiento. El comandante alemán consideró que técnicamente estaba todavía en guerra con los rusos, pues sus órdenes no mencionaban a los rusos y por tanto no estaba dispuesto a permitir que tropas soviéticas pusieran pie en la isla. Sabía muy bien, el Fregattenkapitän von Kamptz, por boca de los refugiados, sobre lo que les esperaba a los civiles alemanes. En consecuencia, ordenó que la artillería antiaérea alemana abriera fuego.


Junto con la protesta airada de los rusos, el día 7 de mayo apareció una oleada de bombarderos soviéticos que atacó las ciudades de Nexøs y Rønne. Las bombas destruyeron el 90% de las 3400 casas, almacenes y negocios de Rønne, dejando a 3000 daneses sin hogar. Los daneses evacuaron las poblaciones, pero los refugiados alemanes no tenían adonde ir y se quedaron con las tropas de la guarnición alemana. Las autoridades danesas conferenciaron con el Fregattenkapitän von Kamptz para pedirle que se rindiera y evitara así la destrucción de la isla y la pérdida inútil de vidas, pues considerando que la lucha había cesado en Europa, nada lograría con negarse a firmar la rendición ante la URSS. El bombardeo persistió y continuó al día siguiente con varios aviones rusos derribados, una decena de daneses muertos y un número no conocido de civiles y militares alemanes. El día 9 de mayo, el Fregattenkapitän von Kamptz aceptó deponer las armas para salvar la vida de los civiles y el día 10, las fuerzas soviéticas desembarcaron en Rønne sin oposición.

Cuando los rusos pusieron pie en Bornholm no tenían intenciones de sólo firmar el acta de rendición y retirarse, sino que estaban decididos a permanecer en aquella posición de innegable valor estratégico y la más occidental a la que habían llegado. Vanos fueron los intentos del gobierno danés para que se retiraran y más bien continuó la llegada de refuerzos con armas y equipo. Las tropas soviéticas que ocuparon Bornholm sumaron 9000 hombres, bastantes más que las fuerzas alemanas que hubo durante toda la guerra. Sin embargo, la ocupación fue pacífica y no hubo maltrato a los prisioneros.


Los suecos, milenarios enemigos de Bornholm, enviaron ayuda humanitaria incluyendo 300 casas prefabricadas. Tanto los distritos formados con ellas, como las casas, siguen habitados actualmente. Sin embargo, la vida de Bornholm quedó marcada por la ocupación soviética y el firme deseo de los habitantes de defender sus derechos sobre su isla. Ese firme deseo se mantuvo por muchas décadas después de la guerra, prueba de ello es que cuando la empresa naviera de Bornholm llamada "Dampskibselskabet af 1866" fue estatizada y renombrada "BornholmsTrafikken", los isleños continuaron diciendo "crucé el Báltico en la 66" y no en la "BornholmsTrafikken". Sin embargo, durante la ocupación soviética, el aislamiento político frenó el desarrollo de la isla de manera paralela con el resto de Dinamarca.

Fueron arduas las gestiones hechas por las potencias occidentales exigiendo el retiro de las fuerzas soviéticas de la isla danesa, hasta que finalmente el 5 de abril de 1946, los rusos decidieron irse. Sin embargo, el Kremlin declaró años después, que si alguna vez se estacionaban fuerzas de la OTAN en Bornholm, sería considerado una declaración de guerra contra la Unión Soviética y por tanto, para evitarla, Dinamarca debía mantener tropas en la isla para protegerla de una invasión de las potencias occidentales.


avatar
Compañia

GALICIA

Cantidad de envíos : 1607
Fecha de inscripción : 01/09/2009
Localización : Valencia

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.