HORARIO
Clan SVT-40
Estadísticas
Tenemos 166 miembros registrados.
El último usuario registrado es ferbetera.

Nuestros miembros han publicado un total de 1012 mensajes en 675 argumentos.
Últimos temas
» Capturas de Partidas
Jue 16 Jul - 18:32:46 por kaynesh

» [Crusader Kings II] Creación de Hispania.
Jue 16 Jul - 13:12:34 por SVT**Gele81

» Los ultimos guerrilleros
Sáb 11 Jul - 2:51:58 por Compañia

» Exilio
Sáb 11 Jul - 2:49:36 por Compañia

» Los niños de Rusia
Sáb 11 Jul - 2:47:08 por Compañia

» El sueño derrotado
Sáb 11 Jul - 2:44:14 por Compañia

» La guerra cotidiana
Sáb 11 Jul - 2:38:59 por Compañia

» La batalla del Jarama
Sáb 11 Jul - 2:34:44 por Compañia

» La Aventura de la Historia
Sáb 11 Jul - 2:30:39 por Compañia

»  La guerra civil española
Sáb 11 Jul - 1:28:48 por Compañia

WEB Clan SVT-40
Click en la imagen
Comunity Of Modders
Click en la imagen
Grupo STEAM SVT-40
Click en la imagen
Twitter
Click en la imagen
GRUPO OPERACIONAL 9 ARMA 3
Click en la imagen

Ataque submarino a Sydney (23-5-1942)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ataque submarino a Sydney (23-5-1942)

Mensaje  Compañia el Vie 27 Abr - 4:43:26


El 23 de mayo de 1942, el hidroavión de exploración Yokosuka E14Y1 (clasificado como Glen por EEUU) del submarino I-29 realizó un vuelo de observación en el área Sydney-Newcastle y descubrió gran número de buques en la bahía de Sydney. Al regresar, durante el amerizaje, el avión sufrió daños irreparables en un ala debido a la mar gruesa.



Exploración

A las 02:30 del 30 de mayo de 1942, el submarino I-21 emergió a 35 millas al noroeste de Sydney y procedió a poner en el agua su hidroavión de reconocimiento. A las 03:45, el E14Y1 pilotado por el Teniente Susumo Ito, despegó poniendo rumbo a la Bahía de Sydney. El techo era de 2000 pies e Ito voló a 600 pies de altura. A las 04:20, antes de la salida del sol, el hidroavión volaba sobre la bahía de Sydney con las luces de navegación encendidas para no despertar sospechas. El Teniente Ito observó un crucero y cuatro destructores al ancla. Después de girar dos veces alrededor del crucero, se alejó rumbo al oeste para observar los buques fondeados cerca a Farm Cove. El observador del hidroavión tomó nota de las posiciones de los buques mayores y luego Ito dio por terminada la operación y regresó al submarino. Al acuatizar el hidroavión encontró el mar muy movido, se estrelló contra las olas y se hundió. El Teniente Ito y su observador pudieron llegar a nado al submarino con el informe sobre el reconocimiento.


Yokosuka E14Y1

Sin embargo, la incursión no pasó desapercibida. El avión fue escuchado y visto por los vigías en la Isla Garden, quienes observaron cuando giraba alrededor del USS Chicago anclado en la boya nº 2 cerca a los destructores USS Perkins, USS Dobbin, el barreminas HMAS Bungaree y el barreminas de la Real Marina India HMIS Bombay, todos en la rada de Man-of-War. El oficial al mando de la guardia, Teniente Wilson, informó el suceso y su superior le ordenó dirigirse al USS Chicago para indagar sobre ese vuelo no advertido. Los oficiales de guardia en el buque le dijeron que efectivamente lo vieron e identificaron como un avión Curtiss de los usados para observación en los cruceros estadounidenses. Hubo una pequeña discusión, porque el avión no era del Chicago y en Sydney no había ningún otro crucero estadounidense, excepto el Chicago. Las características del avión tampoco correspondían a un Curtiss SOC, pues el Curtiss era biplano y el que sobrevoló la bahía era monoplano. Aclaradas las cosas, el Teniente Wilson se retiró.


USS Chicago

En la Boya Nº 1 de la rada de Farm Cove, se encontraba el HMAS Canberra y los mercantes armados HMAS Kanimbla y HMAS Westralia anclados en Neutral Bay. El HMAS Adelaide estaba fondeado al lado oeste de la Isla Garden, y las corbetas HMAS Whyalla y HMAS Geelong en el muelle de petróleo al noroeste de la isla. El HMIS Bombay estaba al ancla en la boya No. 9, y el submarino holandés K IX junto al ferry HMS Kuttabul, fondeados en el lado sureste de la Isla Garden. Los informes sobre el avión avistado fueron más o menos similares. Además hacían labores de patrullaje los botes antisubmarinos HMAS Bingera, entonces fondeado en Woolloomooloo, y los barreminas HMAS Goonambee y HMAS Samuel Benbow en la Bahía de Watson. Otros seis botes antisubmarinos armados con cargas de profundidad, más cuatro botes auxiliares no armados, prestaban servicio de vigilancia cerca a la red antisubmarina.


Crucero pesado HMAS Canberra. 9850 tn.

El reporte llegó a manos del Contralmirante Gerard Muirhead-Gould, Oficial Naval Aliado, británico, a cargo de la defensa de Sydney. Se dio la alarma de ataque aéreo a las 05.07 y luego se supo que hubo presencia de dos aviones en el área de Sydney-Newcastle, pero la búsqueda por aviones caza P-39 del 41º Escuadrón estadounidense, no dieron ningún resultado. Luego de eso no hubo ninguna otra orden con medidas especiales de defensa.

En la entrada de la Bahía de Sydney existía un sistema de Anillo de Detección Magnética anti submarinos y se les alertó a los operadores para que estuvieran atentos ante cualquier indicio de actividad submarina. Pero, por otro lado, las redes antisubmarinos en la entrada de la Bahía no habían sido terminadas. La parte central de la entrada estaba lista, pero faltaba cerrar 400 metros en los dos extremos.



Ataque

El 31 de mayo de 1942, el mini submarino Ha-14 del I-27, al mando del Teniente Kenshi Shuma con el tripulante, suboficial Takeshi Ohmori, se acercó a la entrada y chocó contra la red quedando atascado. Quince minutos después el observador de la bahía reportó un objeto en la red cerca a la entrada oeste. A las 21:30 el bote patrullero HMAS Yarroma, equipado con minas y una ametralladora Vickers, al mando del Teniente Eyers, se aproximó al lugar, pero temiendo que fuese una mina magnética no pudo acercarse lo suficiente para identificarlo, limitándose a informar a las 21:52 sobre un "objeto sospechoso" en la red. Le ordenaron aproximarse y hacer la identificación. A las 22:20, cuando se aproximaba el bote patrullero HMAS Lolita, al mando del aspirante Anderson, Eyers envió al suboficial de máquinas en un bote a remos, quien informó que era un submarino. Eyers reportó y pidió permiso para abrir fuego. El HMAS Lolita lanzó tres cargas de profundidad que no estallaron, debido a la poca profundidad de las aguas. Antes que el Yarroma pudiese lanzar sus cargas, el Teniente Kenshi y el suboficial Takeshi vieron que su inmovilizada nave estaba perdida y decidieron detonar las cargas de demolición, destruyendo la nave y muriendo ambos en el acto.


HMAS Kuttabul

A las 21:48 fue reportado el submarino "A" Ha-24 del I-24, al mando del Subteniente Katsuhisa Ban y el tripulante suboficial Namori Ashibe cruzaron la entrada y a profundidad de periscopio se dirigieron al USS Chicago. La alarma había sido dada y todas las naves en la bahía asumieron precauciones antisubmarinas. A las 22:50 los vigías del USS Chicago, en la boya Nº 2, avistaron un periscopio a 500 yardas. El comandante ordenó iluminar el lugar con reflectores y disparar rastreadoras rojas contra el submarino, pero mientras eso ocurría el mini submarino Ha-21 del I-22, tripulados por el teniente Kieu Matsuo y el suboficial Masao Tsuzuku entraba a la bahía. Fueron descubiertos por los botes antisubmarinos HMAS Lauriana y HMAS Yandra (1 cañón de 4" y 32 cargas de profundidad), iluminaron la torre del submarino con los reflectores a 400 yardas. El capitán del Lauriana arremetió contra el submarino y quedó un tanto averiado. Perdió el contacto, pero el Yandra pudo ponerse en posición y le lanzo 6 cargas de profundidad. Sin embargo el submarino se alejó.

Por toda la bahía surcaban barcos menores buscando frenéticamente a los submarinos. Los reflectores iluminaban el mar por doquier y al ser detectado el submarino Ha-24, el Chicago y el Geelong dispararon a ciegas, aún sin ángulo de tiro. Algunas granadas impactaron en la pequeña isla fortificada de Fort Deninson y fragmentos alcanzaron los suburbios de Cremorne y Mosman. A las 23:26 el mini submarino "A" lanzó un torpedo contra el Chicago, pero erró el blanco y en su recorrido llegó a las playas de la Isla Garden sin explotar. A las 23:40 ordenaron oscurecer todas las naves en la bahía y cinco minutos después una explosión sacudió al HMS Kuttabul, el segundo torpedo lanzado al Chicago, no dio en el blanco y pasó bajo la quilla del submarino holandés K-IX, haciendo impacto en el Kuttabul, al cual estaba acoderado. Murieron 26 marineros en el Kuttabul. El mini submarino "A" no fue vuelto a ver más.


Para entonces se creía en la presencia de un tercer submarino, porque se detectó el cruce en la entrada mediante el anillo de detección magnética, pero se trataba de la salida del Submarino Ha-24 luego de cumplida su misión. Al amanecer, se ordenaron rastreos antisubmarinos, pero como suele suceder en esas circunstancias, de gran nerviosismo y excitación, dieron resultados contradictorios de naves supuestamente detectadas en varios lugares, pero nada pudo ser confirmado.

En realidad, Sasaki dio por terminada la operación. Luego de la espera de reglamento por algún superviviente, el I-22 se dirigió a Nueva Zelanda, adonde llegó el día 8 de junio de 1942, para efectuar reconocimientos en la Bahía de Wellington y Suva. Finalmente, el 25 de junio, llegó a Kwajalein junto con los submarinos I-21, I-24, I-27 e I-29. El I-22 zarpó con rumbo a Yokosuka, y el 10 de julio el Capitán Sasaki le cedió el mando al Teniente Comandante Narusawa Sunao. Hankyu Sasaki fue reasignado a puestos importantes y alcanzaría más tarde el rango de Contralmirante. El 21 de diciembre de 1944 fue nombrado Jefe del Estado Mayor de la Armada Imperial, cargo que ocupó hasta el final de la guerra.

Buceadores australianos encontraron en el fondo de la bahía, al inmovilizado mini submarino Ha-21, con sus maquinas aún funcionando. Con ayuda de cables fue remolcado a la costa y luego recuperado en la playa con signos de haber sido alcanzado por varias cargas de profundidad. En el interior fueron encontrados los cadáveres de los dos tripulantes, ambos con disparos en la cabeza.

Los cuerpos de los cuatro tripulantes japoneses recuperados en todos los mini submarinos encontrados, siguiendo la tradición naval, fueron cremados con honores militares. El Primer Ministro John Curtin accedió autorizar el arribo del embajador Tatsuo Kawai por getión de la Cruz Roja y el intermedio de un país neutral. Los restos fueron enviados a Japón en el buque japonés Kamakura Maru. El buque arribó a Yokohama en octubre de 1942, donde los restos fueron recibidos por familiares y autoridades navales.





avatar
Compañia

GALICIA

Cantidad de envíos : 1607
Fecha de inscripción : 01/09/2009
Localización : Valencia

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.