HORARIO
Clan SVT-40
Estadísticas
Tenemos 166 miembros registrados.
El último usuario registrado es ferbetera.

Nuestros miembros han publicado un total de 1012 mensajes en 675 argumentos.
Últimos temas
» Capturas de Partidas
Jue 16 Jul - 18:32:46 por kaynesh

» [Crusader Kings II] Creación de Hispania.
Jue 16 Jul - 13:12:34 por SVT**Gele81

» Los ultimos guerrilleros
Sáb 11 Jul - 2:51:58 por Compañia

» Exilio
Sáb 11 Jul - 2:49:36 por Compañia

» Los niños de Rusia
Sáb 11 Jul - 2:47:08 por Compañia

» El sueño derrotado
Sáb 11 Jul - 2:44:14 por Compañia

» La guerra cotidiana
Sáb 11 Jul - 2:38:59 por Compañia

» La batalla del Jarama
Sáb 11 Jul - 2:34:44 por Compañia

» La Aventura de la Historia
Sáb 11 Jul - 2:30:39 por Compañia

»  La guerra civil española
Sáb 11 Jul - 1:28:48 por Compañia

WEB Clan SVT-40
Click en la imagen
Comunity Of Modders
Click en la imagen
Grupo STEAM SVT-40
Click en la imagen
Twitter
Click en la imagen
GRUPO OPERACIONAL 9 ARMA 3
Click en la imagen

La Operación Úrsula

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La Operación Úrsula

Mensaje  Compañia el Vie 8 Jun - 0:23:03



En los primeros días del golpe de estado del 18 de Julio de 1936, las tropas sublevadas se encontraron con el grueso de sus efectivos aislados en el Protectorado Español de Marruecos debido al bloqueo del Estrecho de Gibraltar por parte de la flota republicana.

Para salir de este trance el teniente de navío Arturo Génova, que había dimitido muy "oportunamente" como agregado naval en la embajada española de Paris el 17 de Julio de 1936, pensó en el arma submarina. Pero las tropas franquistas no contaban con ningún submarino ya que los doce sumergibles de la Armada habían permanecido fieles al gobierno de la República.

Los golpistas buscaron ayuda en sus aliados naturales, Italia y Alemania. Génova viajó a Berlín para entrevistarse con el almirante Cannaris, y luego a Roma y Lisboa tratando de recabar los apoyos necesarios. En un principio sus tentativas fueron rechazadas por el OKM (Alto Mando Naval Alemán), que en esos momentos no deseaba llamar la atención internacional. Si tuvo más suerte con el gobierno de Mussolini, y así se lo hizo saber el ministro de exteriores italiano, Conde Cianno, a Hitler en una reunión celebrada el 24 de Octubre de 1936. Italia planeaba prestar el apoyo de dos submarinos al bando franquista. Como resultado de dicha conversación Alemania se sumó a la operación.

El OKM planificó el envío de otras dos naves con dos fines, el primero el de dar apoyo a sus correligionarios españoles y el segundo el de servir de entrenamiento dicha operación para naves y tripulaciones de cara a una futura guerra. El encargado de organizar la operación fue el Konteadmiral Günter Grusse, que decidió el envío de dos nuevos submarinos VIIa, en concreto los U-33 y 34. El nombre de la operación, en un claro peloteo al jefe, fue "Ejercicio de entrenamiento Úrsula", ya que este era el nombre de la hija de Doenitz, por entonces responsable de submarinos de la Kriegsmarine.


U-34

El 20 de Noviembre de 1936 los submarinos alemanes salieron del Elba, con órdenes de atacar a cualquier navío con bandera republicana. Todo se tenía que realizar con el mayor de los secretos, navegarían sin izar bandera, con las insignias e identificaciones borradas, y no tenían que dejarse ver por ningún barco, ni siquiera alemanes. Si eran descubiertos debían volver inmediatamente a sus bases, y sus tripulaciones juraron guardar el secreto de la operación de por vida bajo pena de muerte.

El 29 de Noviembre se encontraban ya en sus zonas de patrulla en el Mediterráneo, el U-33 entre los cabos de la Nao y Palos, y el U-34 entre Palos y Cartagena. Los submarinos solo podía emerger durante la noche a más de 20 millas de la costa, momento aprovechado para recibir órdenes y recargar baterías.


U-33

Las acciones llevadas a cabo por los alemanes fueron un tanto decepcionantes, el U-33 intentó atacar el 2 de diciembre un convoy pero la escolta de destructores impidió el ataque, el 5 de diciembre avistó un nuevo destructor pero ante la imposibilidad de identificarlo se abortó el ataque. El U-34 tuvo más movimiento, pero con resultados también poco satisfactorios, el 1 de diciembre atacó a un destructor a la entrada del puerto de Cartagena pero el torpedo erró y fue a estrellarse contra la costa, a la noche siguiente inició una nueva maniobra de ataque, pero la aparición de un destructor británico les obligó a cancelar la maniobra, el 5 de diciembre se hizo fuego contra el destructor de la clase Churruca "Almirante Antequera" pero fallando nuevamente el blanco, el 8 de diciembre un nuevo ataque a un destructor con iguales consecuencias. El U-34 solo hizo un blanco y fue el 12 de diciembre de 1936, cuando su misión ya estaba a punto de concluir, el mensaje enviado a su base decía lo siguiente:

"F.T. 1603 K: AQ 14:19 Hundido submarino "rojo" tipo C ante Málaga.... K: Se pudo comprobar pabellón tipo C, sin duda alguna antes de disparar. Después de la explosión el submarino desapareció sin dejar rastro"

El U-34 acababa de hundir al submarino C3 de la flota de la República Española.

Los submarinos alemanes emprendieron el regreso el 15 de Diciembre, y ya no fueron relevados por nuevas unidades ya que, Alemania pactó con Italia que sería esta última quien patrullaría el Mediterráneo.

Los Submarinos Legionarios

En Octubre de 1936 las tropas franquistas hicieron llegar a Italia una solicitud de ayuda militar, en la misma solicitaban fuerzas navales, acorazadas, aereas y armas cortas.
Primeramente la marina italiana rechazó el prestar apoyo naval directo. Pero si que accedió a establecer un dispositivo de vigilancia en el Mediterráneo, con el fin de identificar a barcos rusos y españoles que navegasen con suministros a la República. En este despliegue se incluyeron varios submarinos que recibieron el calificativo de Submarinos Legionarios.

En el acuerdo entre el vicealmirante Cervera, Jefe de Estado Mayor de la Armada franquista, y el capitán de navío italiano Giovanni Romedio se decidió enviar a cuatro oficiales españoles para que ejercieran el mando "teórico" de los sumergibles italianos, de tal manera que en caso de incidente no apareciera Italia como el país agresor. Esta primera campaña se desarrolló entre el 8 de Noviembre de 1936 y Febrero de 1937, y coincidió temporalmente con la alemana "Operación Úrsula".

En el transcurso de esta primera campaña el mando submarino de las tropas de Franco, tomó la decisión de cambiar el plan original, ya que la constante presencia de buques de la Marina Real Inglesa dificultaba las operaciones, por tanto, los submarinos italianos tendrían que aparentar pertenecer a Italia, ya que de lo contrario hubiera supuesto una violación del pacto de No Intervención. Todo hundimiento provocado por estas naves tendrían que atribuirse "oficialmente" a explosiones internas o a minas.

La segunda campaña de los submarinos legionarios, se desarrolló en 1937, entre el 6 de Agosto y el 12 de Septiembre. Esta segunda campaña supuso un gran despliegue de medios que abarcaban: El mar Egeo, los estrechos de Sicilia, Túnez, Argel y el bloqueo de los puertos españoles de Cartagena, Alicante, Valencia, Tarragona y Barcelona. El despliegue italiano consistió en dos flotillas de submarinos controlando los Dardanelos, el canal de Sicilia y el estrecho de Messina serían vigilados por buques de superficie y tres flotillas de submarinos y finalmente las costas españolas estarían patrulladas por los submarinos Archimede y Torricelli, que acababan de ser vendidos a los sublevados y rebautizados como C-3 y C-5.


Torricelli


Archimede

Esta segunda campaña fue mucho más fructífera que la primera, contando entre sus acciones el torpedeo del destructor Churruca en Cartagena, los hundimientos del mercante republicano Ciudad de Cádiz y el mercante ruso Blagoev en el Egeo. Pero no solo se cobraron víctimas entre la flota republicana y la rusa, ya que también fueron atacados barcos de países neutrales como ingleses, holandeses, franceses, etc. El error más grave, o metedura de pata, fue el torpedear al destructor inglés Havock que navegaba entre Baleares y la península, esta chapuza le supuso al submarino italiano Iride el ser perseguido y atacado durante horas por los navíos británicos Havock, Hereward, Hardy, Hyperion y Hotspur. Las autoridades inglesas tuvieron la confirmación que el ataque había sido italiano por dos cauces, el primero que su cónsul en Palma de Mallorca vio al Iride en dique seco y terriblemente dañado y segundo, y más importante, porque hacía tiempo que Gran Bretaña tenía descifrados los códigos italianos e interceptó el mensaje que comunicaba el incidente, el problema es que si hacían público dicho mensaje descubrirían que tenían acceso a las comunicaciones italianas.

Todas estas acciones, que podíamos calificar de piratería, hicieron reaccionar a ingleses y franceses ya que el comercio por el Mediterráneo corría serio peligro de paralizarse. Y claro, una cosa era no involucrarse en que los españoles nos matáramos entre nosotros y otra muy distinta era involucrarse para salvaguardar sus intereses comerciales.

Por todo esto se convocó el 9 de septiembre de 1937 en la localidad suiza de Nyon a los países mediterráneos y a la URSS, a esta cita no acudieron ni Alemania ni Italia. En esta reunión se firmó un tratado por el que las flotas francesa e inglesa se comprometían a atacar a cualquier submarino atacante o presunto atacante. Se establecieron también trece derrotas que deberían seguir obligatoriamente todos los mercantes por el Mediterráneo a fin de garantizar su seguridad. El 17 de septiembre se ampliaron estas medidas antisubmarinas a aviones y barcos de superficie. Finalmente en otra reunión en París, Italia, ante el cariz que tomaban los acontecimientos, se avino a acatar dicho tratado, se partieron las trece derrotas suscritas en 3 zonas de responsabilidad y Mussolini ordenó la retirada de sus submarinos, destructores y aviones.

El balance de las operaciones realizadas por Italia en el Mediterráneo fue de 13 hundimientos, de los cuales 6 fueron barcos españoles, 3 soviéticos, 2 ingleses, más uno danés y otro panameño, además de los hundimientos fueron atacados 2 franceses, 2 británicos y 3 españoles, de estos últimos destacar que uno de ellos se trató del Crucero Baleares del bando Nacional, es decir, atacaron a uno de los suyos.


avatar
Compañia

GALICIA

Cantidad de envíos : 1607
Fecha de inscripción : 01/09/2009
Localización : Valencia

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.