HORARIO
Clan SVT-40
Estadísticas
Tenemos 166 miembros registrados.
El último usuario registrado es ferbetera.

Nuestros miembros han publicado un total de 1012 mensajes en 675 argumentos.
Últimos temas
» Capturas de Partidas
Jue 16 Jul - 18:32:46 por kaynesh

» [Crusader Kings II] Creación de Hispania.
Jue 16 Jul - 13:12:34 por SVT**Gele81

» Los ultimos guerrilleros
Sáb 11 Jul - 2:51:58 por Compañia

» Exilio
Sáb 11 Jul - 2:49:36 por Compañia

» Los niños de Rusia
Sáb 11 Jul - 2:47:08 por Compañia

» El sueño derrotado
Sáb 11 Jul - 2:44:14 por Compañia

» La guerra cotidiana
Sáb 11 Jul - 2:38:59 por Compañia

» La batalla del Jarama
Sáb 11 Jul - 2:34:44 por Compañia

» La Aventura de la Historia
Sáb 11 Jul - 2:30:39 por Compañia

»  La guerra civil española
Sáb 11 Jul - 1:28:48 por Compañia

WEB Clan SVT-40
Click en la imagen
Comunity Of Modders
Click en la imagen
Grupo STEAM SVT-40
Click en la imagen
Twitter
Click en la imagen
GRUPO OPERACIONAL 9 ARMA 3
Click en la imagen

Desembarco de Mallorca [16 de Agosto al 4 de Septiembre 1936]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Desembarco de Mallorca [16 de Agosto al 4 de Septiembre 1936]

Mensaje  Compañia el Mar 12 Jun - 20:10:10


El Desembarco de Mallorca (a veces, también denominado como la Conquista de Mallorca) fue una operación desarrollada en los primeros días de la Guerra Civil Española, en concreto entre los meses de agosto y septiembre de 1936. De haber triunfado este desembarco, el desenlace de la guerra civil habría sido muy distinto, ya que Mallorca se convirtió a posteriori en base naval de la flota nacional que bloqueaba las comunicaciones marítimas y plataforma aérea de ataque a la peninsula.


El 6 de agosto en Barcelona concluyen los preparativos logísticos para el desembarco. Tanto el Comité Central de Milicias Antifascistas de Cataluña el Gobierno catalán da su apoyo al plan. El Gobierno de la República no se opone y prefiere observar su desarrollo sin interferir. Al día siguiente la isla de Formentera se rinde a la Columna de Manuel Uribarri, procedente de Valencia que se ha sumado a la operación y un día más tarde la Columna barcelonesa de Alberto Bayo (conocida como Columna de Baleares) desembarca en Ibiza y la domina en pocos días con la ayuda de Uribarri, formándose inmediatamente en la isla un llamado Comité Antifascista de Ibiza, bajo la responsabilidad de Antonio Martínez, del Partido Comunista. Las tropas de Uribarri desplegaron una señera valenciana, cedida por el Partit Valencianista d'Esquerra en el castillo de Ibiza.


El Cuartel General de la operación se instala en Mahón, Menorca. Un centenar de voluntarios extranjeros entre ellos franceses, cubanos y argentinos se suman a las operaciones. El 13 de agosto unos 400 milicianos catalanes de la FAI (Federación Anarquista Ibérica) no vinculados al plan de Bayo-Uribarri llegan a la isla de Cabrera. Los valencianos de la columna de Uribarri se reintegran a la península tras no alcanzar un acuerdo con Bayo sobre los pasos inmediatos a seguir.

El día 15 el capitán Bayo vuela desde Mahón a la isla de Cabrera, donde están agrupados varios grupos anarquistas catalanes. Bayo propondrá a los milicianos de Cabrera que desembarquen en la isla Dragonera como maniobra de distracción, pero el comité anarquista no accede a tomar parte en la operación, aunque después lo hicieran por su cuenta y sin que ni el capitán de la operación ni su estado mayor supieran nada: los anarquistas de Cabrera desembarcarán en Cala Mandia y Cala Anguila antes de que Bayo lo hiciera en Punta Amer.


En la madrugada del 16 de agosto desembarca en Mallorca la expedición de milicianos de Bayo reforzadas por una parte importante de la guarnición de Menorca entre 6.000 y 10.000 hombres procedentes de Ibiza; Atacaron la isla por la zona de Punta Amer y Porto Cristo luego rebautizado como Porto Rojo tras ser conquistado. Ese mismo día, al caer la tarde, llegaron varias piezas de artillería 6 piezas de 75 mm y 4 de 100 mm, así como apoyo aéreo. A partir del 17 de agosto varios navíos republicanos apoyan las operaciones militares en la costa. Por otra parte, el 27 de agosto llegan a Mallorca algunos de los refuerzos materiales solicitados urgentemente por los militares alzados a la Italia fascista. Las milicias republicanas avanzaron unos 12 km hacia el interior y continuaban perplejas ante su éxito, lo que permitió a los sublevados organizar la defensa. El 31 de agosto ante la creciente resistencia que encuentran los republicanos reorganizan sus planes y se aprestan al asalto de Manacor.

El 1 de septiembre asisten al desarrollo de los hechos algunas altas autoridades fascistas italianas, como el vicecónsul de Italia, el jefe fascista de Bolonia Arconovaldo Bonacorsi (llamado el Conde Rossi o el león de Son Servera), creador del grupo fascista Los Dragones de la Muerte muy activo durante la posterior represión, Facchi, el jefe de la aviación italiana de Mallorca, y el italiano Cirelli; dos días más tarde llegan a la isla, algunos desmontados a bordo del vapor Morandi, tres trimotores y tres aviones de caza italianos en apoyo de los sublevados. A partir de ese momento los republicanos no pudieron llegar a bombardear Palma de Mallorca sin oposición.


Tropas en la playa de Porto Cristo

Las milicias de Bayo, después de haber conseguido establecer una pequeña posición en esta costa de Mallorca, no logran sin embargo avanzar hacia el interior y la contraofensiva nacionalista con un total de 3.500 hombres compuestos por 1200 hombres de la guarnición militar, 300 carabineros y Guardias Civiles y unos 2000 voluntarios falangistas hace retirarse a la fuerza expedicionaria catalana. Aproximadamente por estas fechas, una delegación del Comité Antifascista de Ibiza, formada entre otros por Justo Tur, ángel Palerm, Juan Morales, Ramón Medina y García Rovira, solicita ayuda a Barcelona ante la previsible retirada de las fuerzas de Bayo y la precaria situación de Ibiza ante un futuro ataque de los militares alzados en Mallorca.

La fuerza expedicionaria, con escasos servicios médicos, hospitales de campaña a pesar de contar con el buque-hospital Marqués de Comillas y suministros adecuados, era incapaz de hacer frente a la contraofensiva de los sublevados, reforzada con aviones llegados de Italia. Bajo permanente ataque enemigo por tierra y aire, retrocedieron precipitadamente a los barcos, abandonando hombres y material importante. Así, en la noche del 4 al 5 de septiembre, ante la orden del gobierno de Largo Caballero de abandonar Mallorca, la columna de Bayo comienza la retirada, mientras los fascistas continúan a la ofensiva. El reembarque de la expedición republicana a Mallorca, que deja abandonados a algunos grupos dispersos del contingente, regresa a continuación a Mahón y Barcelona. Tras reocupar paulatinamente el área mallorquina, una semana más tarde los nacionales se enteran de que la isla de Cabrera ha sido abandonada por los republicanos.

Hacia los días 9 y 10 llegan a la isla de Ibiza en respuesta a las peticiones de apoyo del Comité Antifascista de Ibiza desde Barcelona, a bordo de los barcos Ciudad de Barcelona y Ciudad de Tarragona, dos grupos de milicianos de doscientos y trescientos hombres, integrando la llamada Columna Cultura y Acción, a pesar de lo cual el 19 de septiembre los sublevados toman la isla. El llamado Desembarco de Mallorca se da por definitivamente concluido cuando el 20 de septiembre tropas nacionales procedentes de Mallorca ocupan finalmente Ibiza y Formentera.

A la retirada de la expedición republicana, se desató una cruel represión por parte de los militares sublevados y falangistas (si bien durante la corta estancia de las milicias anarquistas había habido algunos fusilamientos por parte de estos). Muchos miembros de la columna que habían sido heridos y se encontraban alojados en un convento fueron fusilados ante la vista de la madre superiora. Y es que, pocos prisioneros escaparon de ser fusilados, si bien la matanza alcanzó a los obreros de la isla y otros que no habían participado en la expedición republicana.

En adelante, Mallorca se convirtió en feudo privado del Conde Rossi, quien, acompañado por falangistas, se dedicó a recorrer la isla en un coche rojo de carreras mientras perseguía a obreros y cualquier izquierdista que encontrase. Fue entonces cuando los asesinatos mallorquines llegaron a su punto culminante.



Consecuencias

A la retirada de Mallorca, las playas del desembarco quedaron sembradas de cadáveres y pertrechos militares. Y en apenas unas semanas después todo el archipiélago (excepto Menorca) había vuelto al control de los militares sublevados, con lo que el fracaso de la operación fue completo. Lo cierto es que no estaba bien organizada (hasta tal punto, que se realizó sin conocimiento alguno por parte del Ministerio de la Guerra) y los sublevados contaron con la inestimable ayuda de Italia y sus envíos militares. No era esta ayuda altruista en modo alguno, si bien el interés de Mussolini por establecer una base aeronaval en las Baleares podía justificar la ayuda en estos momentos.

Más tarde, Mallorca se convertiría en la principal base aeronaval para los sublevados en el Mediterráneo, que sería un hecho determinante para la batalla de los suministros y el control de las rutas del Mediterráneo.


avatar
Compañia

GALICIA

Cantidad de envíos : 1607
Fecha de inscripción : 01/09/2009
Localización : Valencia

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.