HORARIO
Clan SVT-40
Estadísticas
Tenemos 166 miembros registrados.
El último usuario registrado es ferbetera.

Nuestros miembros han publicado un total de 1012 mensajes en 675 argumentos.
Últimos temas
» Capturas de Partidas
Jue 16 Jul - 18:32:46 por kaynesh

» [Crusader Kings II] Creación de Hispania.
Jue 16 Jul - 13:12:34 por SVT**Gele81

» Los ultimos guerrilleros
Sáb 11 Jul - 2:51:58 por Compañia

» Exilio
Sáb 11 Jul - 2:49:36 por Compañia

» Los niños de Rusia
Sáb 11 Jul - 2:47:08 por Compañia

» El sueño derrotado
Sáb 11 Jul - 2:44:14 por Compañia

» La guerra cotidiana
Sáb 11 Jul - 2:38:59 por Compañia

» La batalla del Jarama
Sáb 11 Jul - 2:34:44 por Compañia

» La Aventura de la Historia
Sáb 11 Jul - 2:30:39 por Compañia

»  La guerra civil española
Sáb 11 Jul - 1:28:48 por Compañia

WEB Clan SVT-40
Click en la imagen
Comunity Of Modders
Click en la imagen
Grupo STEAM SVT-40
Click en la imagen
Twitter
Click en la imagen
GRUPO OPERACIONAL 9 ARMA 3
Click en la imagen

El vuelo del Dragon Rapide [6 de Julio 1936]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El vuelo del Dragon Rapide [6 de Julio 1936]

Mensaje  Compañia el Vie 29 Jun - 1:09:48


El 6 de julio de 1936, Juan Ignacio Luca de Tena, Director de ABC, llama desde Biarritz a Luís Bolín Bidwell, corresponsal de su diario en Londres y le hace el siguiente encargo:

"Necesito que contrates en Inglaterra un hidroavión capaz de volar directamente desde las Canarias a Marruecos, si es posible a Ceuta. Un español llamado Mayorga te facilitará el dinero preciso; trabaja en la City, en la banca Kleinwort. El aparato tiene que estar en Casablanca el sábado próximo, 11 de julio".


Los preparativos

Con este objetivo, Bolín se reúne en Simpson's, tradicional restaurante del Strand londinense, especializado en rosbif y solomillo, con Juan de la Cierva, inventor del autogiro, y Douglas Jerrold, editor de la revista English Review, de ideología ultraderechista, conocido por su simpatía hacia Adolf Hitler, y miembro de The Link, una agrupación filonazi. Ambos son muy buenos amigos de Bolín.


Ni De la Cierva ni Bolín saben cual es el objetivo de la misión pero no les cuesta imaginar que se trata de trasladar al general Franco, nombrado por Azaña capitán general de las Canarias para alejarlo de la península. Su participación es crucial debido a que las tropas situadas en el Marruecos español, que le idolatran, son las únicas realmente operativas del ejército y de las pocas con experiencia en combate. Sin la colaboración de estas fuerzas, una sublevación en la península podría llegar a ser controlada, aunque no sin dificultades.

Bolín y De la Cierva se pone manos a la obra pero no encuentran ningún hidro de esas características. Tendrán que contentarse con un de Havilland DH-89A Dragon Rapide, un avión de siete plazas que la Olley Air Service opera desde el aeropuerto de Croydon. Jerrold se lo ha sugerido a Bolín y De la Cierva, experto en aeronáutica, lo ha considerado como una excelente opción.

Hay que alterar el plan inicial. Ceuta no tiene aeropuerto, por lo que se hace necesario buscar otro lugar para el aterrizaje final y crear un plan de vuelo que no contemple ninguna escala en la España peninsular. Para enmascarar las intenciones reales del viaje, De la Cierva ha propuesto simular que se trata de un viaje de placer a Tenerife realizado por dos maduros ciudadanos británicos acompañados por dos rubias mucho más jóvenes que ellos. La intención es que las dos chicas desvíen la atención de las autoridades sobre el resto de pasajeros.


Jerrold se pone en contacto que un amigo suyo, Hugh Pollard, comandante retirado de ideología filonazi, y le propone volar "a África con dos chicas" (Sic). Las chicas acabarán siendo Diana, hija del propio Pollard, y Dorothy Watson, una amiga de Diana con llamativas costumbres como guardar el tabaco y el encendedor en el elástico de sus bragas; y los dos maduros británicos serán Bolín y Pollard.

En sus escritos posteriores a la Guerra Civil, Bolín siempre ha presentado a Pollard como una persona superficial que no hablaba español, aficionado a las armas y a la pesca. No obstante, los archivos desclasificados del MI6, servicio de inteligencia británico, indican lo contrario y muestran a Pollard como agente de dicho servicio, que hablaba español perfectamente y que había participado, bajo la tapadera de periodista, en misiones en Irlanda, Méjico y Marruecos. Bolín debía saber todo esto para confiar en él una misión tan importante y, naturalmente, los servicios secretos británicos debían estar al corriente de la operación. La tripulación se completa con un capitán, Cecil W. H. Bebb; un mecánico, George Bryers, y un radiotelegrafista.

El 9 de julio Bolín recoge en el Kleinwort's Bank un sobre con dos mil libras esterlinas, toda una fortuna proporcionada por Juan March, enemigo acérrimo de la República desde que sus negocios, limpios y no tan limpios, están siendo perseguidos por las autoridades. Además, ha garantizado a Franco la estabilidad económica de su familia en caso de que el golpe fracasase.

Con el dinero Bolín hace frente al alquiler del aparato y el seguro. Por su parte, el Duque de Alba y De la Cierva se comprometen a aportar el valor integro del avión en caso de accidente o pérdida.


El vuelo a Casablanca

El día 11, a las siete de la mañana, el G-ACYR despega del aeropuerto de Croydon y comienza un viaje lleno de incidentes, con un aterrizaje en un aeropuerto anegado por el agua, en Burdeos. El Marqués del Mérito se incorpora a la expedición con el objetivo de llegar a Casablanca y, desde allí, a Tánger para alquilar una avioneta por si Franco debe trasladarse desde allí hasta el Llano Amarillo, donde un avión de pequeño tamaño puede tomar tierra. Para dejar sitio en el aparato, se desembarca al mecánico de vuelo y se le encarga que vuele desde Toulouse hasta Casablanca en un vuelo regular de Air France, para reincorporarse al grupo.

Ese mismo día salen con destino a Portugal pero el mal tiempo y la incompetencia del radiotelegrafista, que mantendrá durante gran parte de viaje, frustran la iniciativa y les obliga a volver y aterrizar en Biarritz a la espera de mejores condiciones. Bien entrada la tarde parten con rumbo a Oporto con la ayuda de un mapa Michelin, pero la falta de combustible les obliga a aterriza en un aeródromo militar cercano a su destino. El día 12 acaban el vuelo entre Oporto y Lisboa, donde Bolín y el Marqués del Mérito se entrevistan con el General Sanjurjo. Éste va a encabezar el golpe pero desde su exilio de Portugal no ha organizado nada, por lo que no puede más que darles ánimos.

Por la tarde de ese día todo el grupo viaja hasta Casablanca, donde se reúnen con el mecánico de vuelo y se hospedan el Hotel Carlton. Pollard, que oficialmente ha alquilado los servicios del avión, ordena a Bebb que lo prepare todo para partir hacia las Canarias, a lo que éste responde que debe revisar los motores y que no podrán partir antes del día 15.

Bolín se quedará en Casablanca por motivos de seguridad. Antes de llegar a Gando deberá repostar en Cabo Juby, en Ifni, y podría levantar sospechas de las autoridades. Aún así, la noticia del vuelo ya ha llegado al Ministerio del Interior, desde donde se ordena que sea inmovilizado a su llegada a Gando, el mejor aeropuerto de Gran Canaria, el 15 por la tarde (en el diario de la Olley Air Service figura el día 14; no el 15). El radiotelegrafista también deja al grupo en Casablanca y regresa a Inglaterra en barco.


El radiotelegrafista

La figura del radiotelegrafista ha sido en ocasiones discutida: No consta su nombre en el diario de vuelo, no era imprescindible su presencia pues el piloto podía hacer funcionar la radio desde su asiento, mostró una tendencia al alcoholismo desde Burdeos, clara incompetencia y, según Bolín, mientras sobrevolaban España intentó ponerse en contacto con algún aeródromo próximo.

Todo ello ha llevado a pensar que se trataba de un agente de Madrid. En ese caso sería lógica la decisión de prescindir de él en Casablanca, donde le sorprenden borracho, en lugar de Biarritz o Lisboa, desde donde podría haberse puesto en contacto rápidamente con sus superiores. Además, es Pollard y no Bebb quien decide dejarle en tierra Pollard, oficialmente sólo es un pasajero y convence al cónsul británico para que se haga cargo de los gastos de la repatriación. Ésta, extraña para un ciudadano que no está en apuros, buscaría dejar al radio bajo vigilancia del cónsul y su embarque en un mercante británico, dificultaría seriamente su comunicación con el gobierno de Madrid.


En Canarias

Llegados a Las Palmas, los pasajeros ingleses se dirigen en barco a Santa Cruz de Tenerife para dar la contraseña "Galicia saluda a Franco", escrita por Bolín en Casablanca, a un médico implicado en la trama. Mientras, que Bebb y Bryers se quedan en Gando. El 16 de julio son detenidos en la habitación de su hotel he interrogados por hombres del general Orgaz sobre el objetivo de su viaje. Siguiendo indicaciones de Bolín, les dicen que esperan a un grupo de turistas ingleses para llevarlos de vuelta a Inglaterra. Ese mismo día muere el general Balmes en un accidente con su arma reglamentaria.

El 17 Franco embarca en el correo Viera y Clavijo con destino a Las Palmas para, como le ha encomendado el Gobierno, investigue el suceso y presida el funeral. Llega a las 8:00 h. y asiste a la autopsia y velatorio. A las 12:00 h. preside, junto al Boig Roix, gobernador civil, y el presidente del Cabildo, el entierro. Durante esa tarde visita diversos acuartelamientos y regresa a su alojamiento en el Hotel Madrid sobre las 19:00 h. En ese momento la sublevación es más que un rumor y Boig Roix concentra fuerzas de la Guardia Civil y de la Guardia de Asalto en el edificio del Gobierno Civil. Boig telefonea a Casares Quiroga, presidente del Gobierno exponiendo sus temores. Casares le contesta: "No pasará nada. Vigílelo".

Ese mismo día, Bebb es requerido nuevamente por el general Orgaz en presencia de Pollard. Se les dice que el interrogatorio del día anterior estaba destinado a confirmar su lealtad y que su pasajero estaba ya en Las Palmas.

El 18 de julio a las tres de la madrugada, tras recibir noticias del general Solans haciéndole saber que la sublevación ha triunfado en Melilla, ordena la ocupación de la ciudad, puerto, centros de comunicaciones y nombra nuevas autoridades. Se declara el estado de guerra La UGT declara la huelga general y cientos de trabajadores se concentran en la plaza de la Feria. A las 8:30 h. un millar de obreros se dirigen al Gobierno Militar y son rechazados por dos pelotones de Infantería. Franco exige al gobernador civil la rendición incondicional. A las 10:20 se confirma el control de los aeródromos por parte de los alzados. Para evitar la posibilidad de un atentado en carretera se requisa el remolcador España 2 para llevar a Franco hasta Gando. Antes de embarcar, un grupo de Guardias de Asalto intentan disparar frustradamente sobre él. Franco ha perdido un precioso tiempo sofocando esta resistencia.

Antes, Franco ha embarcado a su mujer e hija camino de Lisboa desde el Puerto de la Luz y los ciudadanos ingleses, han embarcado también de vuelta a su país.


De Canarias a Marruecos

A las 14:33 h. el Dragon Rapide despega camino de Casablanca con Franco vestido de paisano. Lleva un pasaporte falso, cedido por el diplomático José Antonio de Sangróniz. Con él van otros dos hombres también de paisano: su primo, el teniente coronel Francisco Franco Salgado, es uno de ellos; el otro, un oficial de Aviación.


José Antonio de Sangróniz

En la primera escala, en Agadir, se encuentran con un grupo de aviones militares que vuelan de Cabo Juby a la península por orden del Gobierno. Franco ordena a Bebb que aparque en el otro extremo de la Pista para evitar ser reconocido. Desde allí, Bebb envía un mensaje cifrado a Bolín informándole de la presencia a bordo de Franco, que no baja del avión.

Finalmente, a las 21.15, el Dragon Rapide llega a Casablanca y se reunen con Bolín. Franco quiere seguir el viaje pero es disuadido por todos, por lo que pernoctan en Casablanca. Bolín comparte habitación con él.

Durante ese día Bolín recibe una llamada del Marqués del Mérito diciéndole que no pueden aterrizar en Tánger, como estaba previsto porque un grupo armado aguarda la llegada de Franco. El destino va a ser el aeródromo de Sania Ramel, Tetuán, controlado por el teniente coronel Eduardo Sáenz de Buruaga. Hasta hace poco, el aeródromo ha sido defendido por el comandante Ricardo de la Puente Bahamonde, fiel a la República y primo hermano de Franco.


Finalmente, el 19 de julio de 1936 a las siete de la mañana, Franco, que nuevamente viste su uniforme de general con fajín rojo y borlas doradas, llega a Tetuán. Tras ordenar a Bebb que dé una pasada rasante sobre la pista para comprobar que todo está en orden, reconoce a Sáenz de Buruaga ("el rubito") y aterrizan.

Franco toma el mando del Ejército de África y la noticia llega a todos los rincones de España. La Guerra Civil ha empezado.




avatar
Compañia

GALICIA

Cantidad de envíos : 1607
Fecha de inscripción : 01/09/2009
Localización : Valencia

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.